Por Micael Ferrazano

Mientras que Venezuela intenta vacunar  la mayor cantidad posible de personas, con ayuda del sistema COVAX y los envíos de la SPUTNIK V por la federación Rusa. Su país vecino, Colombia, que tardó demasiado en comenzar a preocuparse por la salud pública, ya venia castigando su pueblo con las penurias de una fuerte situación política de protestas multitudinarias, desaparecidos, muertes y represión estatal.

La Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, anunció en el día de ayer (30 de mayo 2021) el pedido de una investigación “independiente” sobre las muertes y decenas heridos en las manifestaciones Colombianas. También señaló que su Oficina recibió informes sobre individuos armados, incluido un oficial fuera de servicio, que habrían disparado contra los manifestantes, periodistas y transeúntes. Asimismo, indicó que algunos de estos hechos habrían ocurrido en presencia de agentes de policía. Según los datos del organismo, desde el 28 de mayo, 14 personas habrían perdido la vida y 98 resultaron heridas, 54 de ellas por armas de fuego.”Es esencial que todas las personas que presuntamente causaron lesiones o muerte, incluidos funcionarios del Estado, estén sujetas a investigaciones rápidas, efectivas, independientes, imparciales y transparentes, y que los responsables respondan ante la ley”, señaló.

Además de los enfrentamientos de grupos armados en la frontera “colombo venezolana” (que lleva cerrada 14 meses para evitar el paso de cepas mas virulentas al país según aseveró Maduro) el presidente ultraderechista Ivan Duque insiste en abrir el paso dejando a la suerte de Dios los migrantes de pueblos lindantes que son anfitriones de los peores intercambios bélicos entre fuerzas irregulares (la mayoría provenientes desde el país colombiano) sumado al ELN, las FARCS y el ejército regular de Venezuela. Lo que hace la zona de conflicto, sobre los 2200 kilómetros que comparten esos países, desde hace más de 50 años (la llegada de intereses multinacionales) una de las más azotadas y difíciles de solucionar del planeta. Por otra parte en un comunicado la CIDH (Comisión interamericana de derechos humanos) dijo que, según información recibida de parte del Gobierno de Colombia, se han llevado a cabo al menos 9.623 protestas en 794 municipios de Colombia, con la participación aproximada de 1.493.791 personas. La entidad alerta que, del total de manifestaciones, al menos en 1.038 protestas se habrían presentado casos de fallecimientos, desapariciones, personas heridas y agresiones sexuales “como consecuencia del uso desproporcionado e ilegítimo de la fuerza”.

Según la CIDH, 979 civiles resultaron heridos en el contexto de las protestas, entre ellos por lo menos 33 con traumas oculares. La entidad denunció que se “estarían utilizando armamentos antidisturbios por parte de la policía que genera impactos indiscriminados en contra de las protestas mayoritariamente pacíficas” Todo comenzó el 28 de abril con manifestaciones en diferentes ciudades colombianas para pedir el retiro de la reforma fiscal que buscaba subir impuestos a los trabajadores y contemplaba el cobro del 19% de IVA, a las tarifas de servicios públicos de energía, acueducto y gas domiciliario, servicios actualmente están exentos del gravamen para todos los colombianos . Colombia sigue con protestas donde las manifestaciones bloquean todo el comercio para hacer escuchar su reclamo pero la mesa de diálogo avanza lento en la búsqueda de una solución.

Todo esto hace un aporte más a la estadística latinoamericana para liderar los indices de muertes por Covid-19 por millón de personas en el mundo.

Durante la última semana de abril, la región acumuló alrededor del 35% de las muertes por covid-19 de planeta, pese a contar sólo con el 8% de la población mundial. En ese mismo periodo, Brasil se convirtió en el segundo país en el mundo en superar los 400.000 fallecidos por el virus. México informaba de 201.429 fallecidos en el país, el informe publicado titulado “Exceso de Mortalidad” recogía 294.287 defunciones asociadas a la covid-19.

Según un informe de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), el Producto Interno Bruto (PIB) regional se contrajo un 7,7%, arrastrando el cierre de casi 3 millones de empresas, lo que ha impulsado el desempleo y la informalidad. Recientemente la Organización Mundial de la Salud (OMS) le pidió al Colegio de México (Colmex) que realizara un estudio para analizar la respuesta a la pandemia en América Latina y el informe final arrojó que Estados Unidos, Brasil, Colombia y México son los países que peor la han afrontado en todo el mundo. Tras analizar unas 400 referencias bibliográficas, los expertos del Colmex detectaron “enormes” iniquidades en los sistemas de salud, y también identificaron factores como el escaso acceso de las poblaciones más pobres a pruebas de detección, así como hacinamiento en viviendas y la necesidad de trasladarse en transporte público masivo.

Por su parte, en medio de una segunda ola, Uruguay ya no es el ejemplo para otros países que fue durante la primera. En marzo la curva de contagios se disparó y a principios de este mes se convirtió en el país con el mayor número de muertes por millón de habitantes en todo el mundo. La situación en Brasil ha tomado una dimensión trágica, inimaginable Miles de brasileños se enfrentaron este sábado el miedo a la covid-19 y salieron a las calles a protestar contra el Gobierno de Jair Bolsonaro, en un grito unísono “por la vida” que retumbó en las primeras marchas multitudinarias registradas en todo el país desde el inicio de la pandemia. Convocadas por las centrales sindicales, partidos de izquierda y movimientos sociales, las protestas se efectuaron de manera pacífica en más de 200 ciudades de todo el país, incluidas las capitales, con actos violentos de la Policía registrados solo en Recife, la capital de Pernambuco. Los protestantes exigieron al líder ultraderechista acelerar el proceso de vacunación en el gigante suramericano y aumentar el monto de los auxilios para que los más pobres -los más afectados con la pandemia- tengan un ingreso “digno” para enfrentar la crisis que llegó con el virus.

En Argentina Tenemos provincias negacionistas del virus, clases presenciales y una falta de conciencia critica del peligro al que nos enfrentamos. “Cuando comenzó la pandemia tuvimos una visión bastante temprana e incluso exagerada. Tuvimos una de las cuarentenas más largas del mundo, con el fin de evitar el desbordamiento del sistema de salud”, le dice a BBC Mundo la viróloga argentina Alicia Cámara, especialista en coronavirus de la Universidad Nacional de Córdoba. “Pero luego la gente se relajó muchísimo”, prosigue. “Acá estamos con la segunda ola y la gente no se lo está tomando en serio. Los médicos y enfermeros están en una intensa lucha en los centros de salud en Argentina, mientras que la gente afuera no respeta casi ninguna norma”.”No hay recursos y ni la infraestructura ni el personal se dan abasto”, agrega nuestra amiga en diálogo con el medio británico. Recomendamos escuchar atentamente sus palabras en una nota con nuestro programa: https://youtu.be/Hm3XXX3CCZY

En en 20 años de Vietnam perdieron menos soldados los Yankis (58.159 bajas). Nos acercamos a tener una guerra de Malvinas por día y en menos de un año seremos Nagasaki (80 mil). La gente no tiene noción de eso y es culpa de la penetración cultural de los medios (neo-liberales) Con todos estos datos ¿Podemos decir que Pensamos? ¿Qué piensan los gobiernos como el de #Larreta o #Schiaretti ? Al que parece importarle poco lo que se piensa fuera del círculo de los aportantes para su campaña, llamemosle gente amiga de la fundación mediterránea, que por casualidad queda ahí , en el corazón de un parque que menciona un amigo, donde se puede ver diariamente la gente sin ninguna medida de prevención, que a la noche se amontonan en balcones festejado vaya a saber que cosa y cada tanto van gritando por la calle pidiendo libertad contra una supuesta opresión.

Ya lo dicen altísimos estudiosos de la Medicina (Hugo Pizzi) “los contagios son en un 95% por los comportamientos de las personas, reuniones sociales multitudinarias, juntadas clandestinas, usar mal el barbijo” Les comparto el recorte de un canal que pueden mirar tranquilamente (al pie de página). Lo que no entiendo es que estén tranquilos los jóvenes de 20 a 30 años que ahora son las nuevas víctimas mortales en ésta segunda ola y la mayor causa de fallecimientos y contagios. Dejen de vivir en una nube de idiotez. Tomen conciencia “hermanes”. Esto se parece a la película de Francis Ford Coppola Apocalypse Now. Lo digo sin ánimos de ofender a nadie.

No dejo de reconocer el sacrificado trabajo de nuestras autoridades gubernamentales, de los especialistas que se desviven por salvarnos, funcionarios públicos que hablan hasta el cansancio para divulgar la verdad, personas de a pie cuidadosas de sus actos, empleados del sistema de salud muriendo en servicio, personal de seguridad de todas las ciudades argentinas, comercios que ya no aguantan y cierran, niños y niñas que se van de este mundo sin poder reflexionar sobre si vale la pena luchar para mejorarlo. Pero también, se ve muy bien, que detrás de ese dolor de muchos se esconden pocos, esos pocos que pueden cambiar las cosas y no lo hacen, quienes dicen no aguantar más pero les sobran hartos medios y que en el papel de victimas reclaman ayuda pero les falta coraje para hacer lo que se precisa en una situación así.

 

Fuentes: france24 , BBC, RT.