El gobierno anunció un bono extraordinario para las jubilaciones más bajas y beneficiarios de la AUH, dentro de un paquete de medidas para amortiguar el impacto económico del coronavirus.

 

Los jubilados que cobren la mínima recibirán un único ingreso de $3.000 para el mes de abril que se reduce proporcionalmente hasta aquellos que ganan $18.992. Es decir, que durante un mes el ingreso mínimo se eleva a $18.992.

 

Por lo tanto, todos los que cobren menos que este importe recibirán la diferencia entre sus haberes actuales y dicho monto. Es por eso que los tres mil pesos solamente abarcan a aquellos que están en la base de la pirámide.

 

“Esto incluye al 63% de los jubilados y pensionados. Con el aumento de marzo y esto se recupera un tercio de lo que las jubilaciones perdieron en 2018 y 2019” afirmó el titular de la Anses, Alejandro Vanoli.

 

A su vez, Vanoli informó que los jubilados serán eximidos del pago de los créditos que registran con la Anses durante los meses de abril y mayo. “Estamos ante una pandemia que genera efectos económicos en todo el mundo. El objeto es recomponer los ingresos de los sectores más postergados para poder avanzar en medidas de equidad distributiva que permitan paliar los efectos recesivos”, dijo.

 

En tanto, también dispuso la duplicación de la AUH y las asignaciones por embarazo, una medida que tendrá vigencia únicamente en abril y beneficiará a 4,3 millones de personas.

 

La conferencia contó con la participación del ministro de Desarrollo Social Daniel Arroyo, quien confirmó el cambio de modalidad en la entrega de las tarjetas alimentarias, que ahora se efectuará por correo.

 

Por otra parte, destacó que se reforzará la asistencia a comedores escolares, comunitarios y merenderos, mientras que lanzarán un banco de materiales para hacer pequeñas obras barriales como arreglos de escuelas, clubes o viviendas.

Fuente: La política On line