A partir de septiembre, los jubilados y pensionados percibirán un aumento de 7,5 por ciento. Así, el aumento acumulado será del 28,9 por ciento en lo que va del año.

Cabe destacar que desde diciembre de 2019 se vienen impulsando múltiples medidas con impacto directo e indirecto sobre el poder adquisitivo de las y los jubilados: entre ellas, los tres bonos extraordinarios de 5000 y 3000 pesos; el Vademécum de más de 170 medicamentos gratuitos para afiliados del PAMI, siendo que los jubilados y pensionados de los haberes más bajos destinaban el 30 por ciento de sus ingresos a la compra de remedios. Asimismo, se decidió el congelamiento de las tarifas de servicios públicos y la suspensión del pago de las cuotas de los créditos de ANSES.

También se ven alcanzadas por esta suba las Pensiones No Contributivas (PNC), la Asignación Universal por Hijo (AUH), la Asignación Universal por Embarazo (AUE) y las asignaciones familiares.